NUESTRO ECOSISTEMA

Conoce al Oso Panda

El oso panda un es conocido como “el tesoro nacional de China” debido a que su habitad natural se encuentra en los fríos y húmedos bosques de bambúes del este de Tíbet y sudoeste de China. Es un animal omnívoro, come desde tallos y hierbas hasta aves, peces y roedores. Pero su alimento preferido es el bambú.

 

El panda gigante es un oso de gran tamaño: una hembra pesa en torno a 80 Kg. y un macho puede alcanzar los 100 Kg., aunque el peso del animal varía con la época del año.

 

Tiene un pelaje de coloración contrastada en blanco y negro, lo que le da ese aspecto tan característico. Muestra marcas de pelo negro en las orejas, en las extremidades, en los hombros y alrededor de los ojos. Tiene una cola muy corta.

 

CLASIFICACIÓN CIENTÍFICA:

 

El oso panda gigante pertenece a la subfamilia de los Ailuropodinos, dentro de la familia de los úrsidos, que a su vez está incluida en el orden de los carnívoros. Su nombre científico es Ailuropa melanoleuca.


 

ALIMENTACIÓN

 

A pesar de ser un carnívoro, su dieta está constituida mayormente de brotes de bambú. Esto es un problema, porque el bambú no crece durante todo el año, y se marchita muy pronto. Encima, y pese a todas sus diferencias con los demás, no deja de ser un carnívoro y su intestino, carece de la flora necesaria para digerir la celulosa, por tanto no está especializado para una dieta exclusivamente herbívora. Debido a ello, no asimila bien el bambú, y apenas digiere un 17% de lo que consume, mientras que un verdadero herbívoro digeriría un 80%. Por este motivo se ve obligado a ingerir entre 10 y 20 kg diarios de brotes, tallos y hojas de ésta planta, un 15-30% de su peso. Aunque también puede tomar otras plantas herbáceas, como colas de caballo, gencianas, lirios de montaña o crocus y, ocasionalmente, pequeños roedores y peces.

 

HÁBITAT

 

Se encuentran ubicados en seis masas forestales de montaña distribuidas por las provincias de Sichuan, Gansu y Shaanxi, en el corazón de China. Rara vez descienden por debajo de los 2000 metros de altitud, hacia los pocos terrenos de bosque subtropical que todavía subsisten entre los campos de arroz. Desde los tiempos antiguos en que los agricultores comenzaron a ocupar los valles, prefiere los bosques de pinos que crecen entre los 2500-3600 metros, y sólo en los meses más crudos del invierno desciende al bosque mixto de la franja inmediatamente inferior (2000-2500m), que, como el de conífera, está tapizado de un sotobosque de bambú.

 

Actualmente es uno de los animales que está en situación crítica de extinción siendo uno de los mamíferos más amenazados del planeta.